Sacerdocio Aarónico
 
 
 
 
 
 
 
HomeSirviendo en la Iglesia Sacerdocio Aarónico Convención de Líders del Sacerdocio Aarónico 2007

 

 

Sacerdocio Aarónico - Hombres Jóvenes  

Los Jóvenes, el Tesoro de la Iglesia

Convención de Líderes del
Sacerdocio Aarónico

“Mi Deber a Dios” - 2007

En todas las épocas de la Iglesia se ha reconocido el lugar e importancia de los jóvenes, sin embargo, en estos días este es un asunto particularmente dramático. Los jóvenes enfrentan un mundo complejo e incierto y su fe y creencias se ponen a prueba cada día. Algunos abandonan el camino a causa de que no les hemos ayudado lo suficiente a prepararse para enfrentar estos desafíos.
En el Área Sudamérica Sur se observa una adecuada permanencia y preparación entre las Mujeres Jóvenes debido, entre otras cosas, a la forma en que ellas aplican el programa “Mi Progreso Personal”. Un gran número de señoritas han tomado este programa como propio y lo han hecho parte importante de sus vidas, lo que les ha traído grandes bendiciones. Hoy el esfuerzo está dirigido a que los Hombres Jóvenes también incorporen con más fuerza el programa de “Mi Deber a Dios”.
El Élder Rubén Alliaud expresó: “Es frecuente referirnos a los jóvenes como el futuro de la Iglesia, pero creo que también les debemos ver como el presente. Hay mucho que pueden hacer hoy, mucho servicio para dar, mucha obra que ellos deben hacer, muchas almas que pueden ayudar a salvar. Los jóvenes no tienen nada que esperar para actuar en la Iglesia, son también el presente sin lugar a dudas.”
“y me dijo Ammarón: veo que eres un niño serio, y presto para observar.”
“Y habiendo llegado yo a la edad de quince años, y siendo de carácter algo serio, por tanto, me visitó el Señor, y probé y conocí la bondad de Jesús.”
“Y a pesar de mi juventud, yo era grande de estatura; por tanto, el pueblo de Nefi me nombró para que fuese su caudillo.”
“Y aconteció, pues, que a los dieciséis años de edad salí contra los lamanitas a la cabeza del ejército nefita.”
Líderes y jóvenes participan de los talleres
El liderazgo de la Iglesia y en particular de la Presidencia del Área Sudamérica Sur, consideran este asunto de primera importancia y por ello se organizó la Convención de Líderes del Sacerdocio Aarónico “Mi Deber a Dios”. El sábado 19 de noviembre de 2007 aproximadamente unos 350 líderes del sacerdocio de Argentina se reunieron para ser instruidos y animados a velar y cuidar con mayor eficiencia y afecto a los jóvenes.La reunión se llevó a cabo en el Centro de Estaca Ramos Mejía en Buenos Aires. Tomaron parte en esta capacitación la Presidencia del Área, todos los Setenta de Área y dos invitados especiales, los hermanos Charles W. Dahlquist II, Presidente General de los Hombres Jóvenes de la Iglesia, y A. Merrill de la Presidencia General de la Escuela Dominical.
   
Charles W. Dahlquist II durante su presentación junto a Kevin Mamani de la Estaca Congreso.
Respecto a los propósitos de esta convención extraordinaria Élder Alliaud dijo: “Ha sido un gran esfuerzo para los líderes del sacerdocio llegar hasta Buenos Aires y queremos expresar el agradecimiento porque prácticamente todos aceptaron la invitación y vinieron. El propósito de la Presidencia de Área es tocar el corazón de cada uno de los líderes de los jóvenes y sus padres para que cuidemos más eficientemente de ellos mediante los programas que el Señor ha establecido en Su Iglesia en esta época.Confiamos que comenzando con esta reunión, en los próximos cinco años hayamos trabajado y fortalecido los programas de manera que muchos más jóvenes permanezcan firmes en la fe, cumplan una misión y luego se sellen en el Templo como matrimonios eternos”.  
Líderes participantes: A. Roger Merrill (Presidente General de la Escuela Dominical); Charles W. Dahlquist II (Presidente
General de los Hombres Jóvenes); Lynn G.
Robbins (Presidente del Área Sudamérica Sur); Shayne M. Bowen (Primer Consejero); Claudio Zivic (Segundo Consejero).
La Convención se desarrolló durante todo el día, los líderes de Área y los hermanos de Lago Salado dieron mensajes inspiradores y se llevaron a cabo talleres de instrucción donde también tomaron parte jóvenes y líderes locales.
Como conclusión de esta excepcional Convención se establecieron cinco metas principales.
METAS DE LA CONVENCIÓN DE LÍDERES “MI DEBER A DIOS”
1. PREPARAR Y ENVIAR A LOS HOMBRES JÓVENES A LA MISIÓN
La preparación para salir a la misión empieza cuando aún son niños y dicha responsabilidad está a cargo de los padres. La organización primaria será de gran ayuda en este cometido, pero nunca reemplazará a los padres en su sagrada responsabilidad. El obispo debe comenzar a hablar de la misión con el joven en la entrevista para recibir el Sacerdocio
Aarónico y hacer un seguimiento durante los siguientes años.
Al llegar a los 18 años y medio debe entregarle los formularios de recomendación para completar y hacer todos los arreglos para que al cumplir 19 años tenga su llamamiento misional.
Instamos a que cada joven pueda ser merecedor de cumplir una misión, con la cual podría bendecir la vida de muchas personas y la suya propia.
Élder Lynn G. Robbins
2. ORGANIZAR LOS QUÓRUMES DEL SACERDOCIO AARÓNICO

El Manual de Instrucciones de la Iglesia menciona que un quórum del Sacerdocio Aarónico es un grupo organizado de hermanos que posean el mismo oficio en el Sacerdocio Aarónico. El objetivo de los mismos es ayudar a sus miembros
a cumplir con los propósitos del Sacerdocio Aarónico, proporcionarles oportunidades de servicio, fomentar la unión y la hermandad, y recibir instrucción en cuanto a doctrinas, principios y deberes.
Cada obispo debe saber y entender que una de sus responsabilidades es la de ser el presidente del Sacerdocio Aarónico y del quórum de presbíteros.
Deseamos que en todos los barrios y ramas se organicen los quórumes para el beneficio de cada joven y de la obra de Dios.
Élder Shayne M. Bowen
3. IMPLEMENTAR MÁS PLENAMENTE EL PROGRAMA MI DEBER A DIOS.
El programa Mi Deber a Dios, del Sacerdocio Aarónico, ayuda a los hombres jóvenes a lograr los propósitos del Sacerdocio Aarónico y a desarrollar las aptitudes y los atributos que se necesitan para tener éxito en la vida (Guía para Padres y Líderes de la Juventud, página 9). Los propósitos del Sacerdocio Aarónico se indican en el Manual de Instrucciones de la Iglesia, Libro 2, página 213:
  • Convertirse al Evangelio de Jesucristo y vivir de acuerdo con sus enseñanzas.
  • Magnificar los llamamientos en el sacerdocio y cumplir con las responsabilidades de sus oficios.
  • Prestar servicio significativo.
  • Prepararse para recibir el Sacerdocio de Melquisedec y las ordenanzas del templo.
  • Comprometerse a cumplir una misión regular, prepararse para ella y servir en ella honorablemente.
  • Prepararse para ser un esposo y un padre dignos.
Extendemos a todos los padres y líderes el desafío de que trabajen con cada joven para que puedan completar el programa Mi Deber a Dios. La obra del Señor progresará más aceleradamente en nuestra Área si así lo hacemos.
Élder Claudio Zivic
4. ESTABLECER DEBIDAMENTE LA NOCHE DE LA MUTUAL
Uno de los propósitos de la Convención fue enfatizar decididamente la tremenda importancia de la noche de la Mutual, y la de su completa implementación, cuyo propósito principal es brindar a los jóvenes un ámbito adecuado para
hacer amigos, fortalecer el testimonio, servir a otras personas, desarrollar talentos y destrezas, aplicar los principios del Evangelio, así como el de tender una mano a los menos activos e invitar a los investigadores de la Iglesia.
Se fijó como prioridad el recordar que tanto las presidentas de las clases de las Mujeres Jóvenes, como los ayudantes del quórum de presbíteros y las presidencias de los quórumes de maestros y diáconos, tienen la responsabilidad de ayudar a los jóvenes, a los líderes de los jóvenes y al obispado con actividades centradas en el Evangelio para fortalecerlos. Justamente, el propósito de la Mutual, en resumen, permite que los jóvenes lleven a cabo los programas
del progreso personal de las Mujeres Jóvenes y el de Mi Deber a Dios de los Hombres Jóvenes.
Élder Rubén Alliaud
5. PREPARAR UNA CONVENCIÓN DE “MI DEBER A DIOS” DE LÍDERES LOCALES.
Hemos instruido a los presidentes de estaca para que lleven a cabo una convención local, similar a la efectuada por el Área, invitando a todos los líderes involucrados con los jóvenes. Próximamente se hará lo mismo en Uruguay y Paraguay, es decir, primeramente llevando a cabo una convención a nivel nacional presidida por la Presidencia del
Área y luego a nivel de cada estaca. Si lo desean, los líderes podrán ponerse de acuerdo con otras estacas y distritos para hacerlo en conjunto, teniendo en cuenta las distancias y la cantidad de participantes.
Élder Claudio Zivic
Fuente
Néstor Curbelo
Fotos Melina Polenta
Pintura de Jorge Cocco Santangelo

 
© 2003 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved. Rights and use information.